Notas de la Metodología

El Informe IPDE mide las regulaciones que afectan a pequeñas y medianas empresas en la ciudad más poblada de cada jurisdicción, definida como la ciudad más importante para hacer negocios. A través de estudios de caso, el informe detalla indicadores cuantitativos sobre las regulaciones que aplican a las empresas en distintas etapas de su ciclo de vida.

Qué mide el IPDE

Tabla: Áreas que mide el IPDE
Indicador Qué mide
1. Apertura de una Empresa Procedimientos, tiempo, y costos requeridos para abrir una SRL.
2. Obtención de Permisos de Edificación Procedimientos, tiempo y costos para cumplir con todas las formalidades requeridas para construir un depósito comercial y habilitarlo, y la calidad de la información disponible.
3. Obtención de Electricidad Procedimientos, tiempo y costos para recibir la conexión a la electricidad, y la calidad de la información disponible.
4. Registro de Propiedades Procedimientos, tiempo y costos para transferir una propiedad.
5. Aspectos Fiscales Tamaño del sector público y autonomía fiscal provincial.

Los primeros cuatro indicadores se inspiran en el Informe Doing Business que realiza el Banco Mundial, adaptados para que puedan medir las particularidades de las jurisdicciones argentinas. El indicador restante (Aspectos Fiscales) está basado en un informe que publica cada año Fundación Libertad titulado “Índice de Desempeño Provincial” (IDP), que analiza variables fiscales provinciales como el tamaño del sector público y su financiamiento.

Recolección de datos

Los datos para realizar el Informe IPDE se basan principalmente en la lectura de las regulaciones, normativas y leyes, así como también en los requisitos administrativos de cada jurisdicción relevada. Además, se recolecta información a través de encuestas a expertos sobre cada indicador (tanto del sector privado como oficiales de gobierno), varias rondas de comunicaciones con oficinas administrativas gubernamentales, entrevistas, llamados telefónicos, correos electrónicos y visitas. Las cuatro principales fuentes del Informe IPDE son: leyes y regulaciones relevantes, respuestas de encuestas específicas sobre cada tema, oficiales de gobierno y miembros de la Red Federal de Políticas Públicas.

La Distancia a la Frontera y el Ranking IPDE

El Informe IPDE presenta un ranking provincial por cada indicador, así como también un ranking general, para dos medidas agregadas: distancia a la frontera y el ranking IPDE. Este último compara economías entre sí, mientras que la distancia a la frontera muestra la posición en la que se encuentra cada economía en relación a la mejor performance en materia regulatoria para cada indicador.

Calcular la distancia a la frontera para cada economía implica dos pasos. En el primero, los componentes individuales de los indicadores se normalizan en una unidad común donde cada uno de los indicadores componentes “y” se vuelve a escalar utilizando una transformación lineal (peor performance – y)/(peor performance – frontera). La frontera representa el mejor desempeño para cada componente, para cada indicador. Para los componentes del indicador Aspectos Fiscales, la frontera se establece para el mejor porcentaje alcanzado.

El segundo paso para calcular la distancia a la frontera comprende agregar los puntajes obtenidos para cada componente individual para cada economía, a través de un promedio simple, primero para cada indicador y luego para todos: apertura de una empresa, obtención de permisos de edificación, obtención de electricidad, registro de propiedades y aspectos fiscales. El método de agregación es simple: todos los indicadores pesan igual, y, dentro de cada indicador, todos los componentes pesan lo mismo.

La distancia a la frontera de cada economía se encuentra entre 0 a 100, en donde 0 representa la peor performance y 100 es la frontera.

Cada indicador mide un aspecto diferente del entorno regulatorio relacionado a la apertura de una empresa. La distancia a la frontera y las clasificaciones asociadas de una economía pueden variar, a veces significativamente, entre indicadores. Esta variación refleja la diferencia en el nivel de prioridad que las autoridades de gobierno asignan a las distintas áreas de la regulación, y en la capacidad de diferentes agencias gubernamentales para producir resultados tangibles en su área de responsabilidad.

El Ranking IPDE varía de 1 a 24. La clasificación de las economías se determina ordenando la distancia agregada a la frontera, redondeada a dos decimales. Una clasificación elevada indica un entorno regulatorio favorable para la apertura y operación de una empresa local. La información fue recolectada hasta el 31 de enero de 2018. La clasificación está determinada con fecha abril 2018.

Limitaciones de la metodología

  • El Informe IPDE no tiene en cuenta aspectos macroeconómicos o financieros, corrupción o sobornos, tamaño de mercados o rentabilidad de las empresas, inseguridad, infraestructura, entre otros tantos factores que en la práctica se tienen en cuenta al decidir si hacer (o no) negocios en un determinado lugar.
  • Al utilizar un estudio de caso estandarizado para todas las provincias argentinas, no se logran captar las particularidades de cada ciudad relevada. Sin embargo, la simplificación se vuelve necesaria para poder comparar entre economías subnacionales.
  • Solo se tiene en cuenta la ciudad más importante para hacer negocios en cada provincia, definida como la ciudad con más población, lo cual puede no ser representativo de lo que sucede en el interior de cada jurisdicción.
  • Solo se recolectaron datos oficiales o prácticas formales, dada la imposibilidad de medir el sector informal o los costos ocultos de llevar a cabo los procedimientos. Debe tenerse en cuenta que cuando la regulación es particularmente gravosa, los niveles de informalidad tienden a ser mayores.
  • El informe se basa en las leyes y normativas vigentes, dado que es esto lo que los hacedores de políticas públicas pueden reformar.
  • Los indicadores se elaboran bajo la conjetura de que los empresarios conocen todas las regulaciones vigentes y que además las cumplen. En la práctica, es probable que los trámites necesarios sean desconocidos, o que no se sepa cómo realizarlos, lo que podría implicar una pérdida de tiempo considerable tanto en la averiguación como en la ejecución.
  • En ocasiones la aparente simplicidad de trámites no implica realmente un buen clima de negocios ni facilidad para la consecución de los objetivos perseguidos. Pocos procedimientos pueden esconder pasos ocultos o no bien detallados.
Contacto

Envianos tu mensaje!